25/10/07

Francisco Luis Bernárdez, poeta argentino de 1900

SILENCIO

No digas nada, no preguntes nada.
Cuando quieras hablar, quédate mudo:
que un silencio sin fin sea tu escudo
y al mismo tiempo tu perfecta espada.

No llames si la puerta está cerrada,
no llores si el dolor es más agudo,
no cantes si el camino es menos rudo,
no interrogues sino con la mirada.

Y en la calma profunda y transparente
que poco a poco y silenciosamente
inundará tu pecho de este modo,

sentirás el latido enamorado
con que tu corazón recuperado
te irá diciendo todo, todo, todo.

20/10/07

Ahora que no es noviembre


NOVIEMBRE, por Federico García Lorca (1920)


Todos los ojos
estaban abiertos
frente a la soledad
despintada por el llanto.

Tin
tan,
tin
tan.

Los verdes cipreses
guardaban su alma
arrugada por el viento,
y las palabras como guadañas
segaban almas de flores.

Tin
tan,
tin
tan.

El cielo estaba marchito.
¡Oh tarde cautiva por las nubes,
esfinge sin ojos!
Obeliscos y chimeneas
hacían pompas de jabón.

Tin
tan,
tin
tan.

Los ritmos se curvaban
y se curvaba el aire,
guerreros de niebla
hacían de los árboles
catapultas.

Tin
tan,
tin
tan.

¡Oh tarde,
tarde de mi otro beso!
Tema lejano de mi sombra,
¡sin rayo de oro!
Cascabel vacío.
Tarde desmoronada
sobre piras de silencio.

Tin
tan,
tin
tan.

17/10/07

Federico García Lorca cantaba


LA LUNA ASOMA

Cuando sale la luna
se pierden las campanas
y aparecen las sendas
impenetrables.

Cuando sale la luna,
el mar cubre la tierra
y el corazón se siente
isla en el infinito.

Nadie come naranjas
bajo la luna llena.
Es preciso comer
fruta verde y helada.

Cuando sale la luna
de cien rostros iguales,
la moneda de plata
solloza en el bolsillo.

14/10/07

Lluvia, de Federico García Lorca (1898-1936)


Enero de 1919(Granada)


La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,
el mito primitivo que vuelve a realizarse.
El contacto ya frío de cielo y tierra viejos
con una mansedumbre de atardecer constante.

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores
y nos unge de espíritu santo de los mares.
La que derrama vida sobre las sementeras
y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,
el fatal sentimiento de haber nacido tarde,
o la ilusión inquieta de un mañana imposible
con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,
nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,
pero nuestro optimismo se convierte en tristeza
al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Y son las gotas: ojos de infinito que miran
al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio
y le dejan divinas heridas de diamante.
Son poetas del agua que han visto y que meditan
lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,
lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,
lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,
la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio
y la historia sonora que cuentas al ramaje
los comenta llorando mi corazón desierto
en un negro y profundo pentagrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,
tristeza resignada de cosa irrealizable,
tengo en el horizonte un lucero encendido
y el corazón me impide que corra a contemplarte.

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman
y eres sobre el piano dulzura emocionante;
das al alma las mismas nieblas y resonancias
que pones en el alma dormida del paisaje!



11/10/07

Danza expresiva


"Ésa es la danza expresiva. La danza tiene dos aspectos importantes. La danza pura, es decir, el disfrute del baile en sí mismo; y la danza expresiva, que dramatiza textos a través de un lenguaje codificado"


Texto completo en:


Mónica de la Fuente.

Reportaje:

Pasen y vean: las danzas Kathakali y Bharata Natyam para todos los públicos.

Frasecitas


A ver si me aplico el cuento...



"Si quieres ser contundente, sé breve en tus palabras.

Los rayos solares, cuanto más se condensan, más penetran."


Robert Southey

5/10/07

La loca de la casa, Rosa Montero


Fragmento del capítulo "Nueve"


"Releo lo que acabo de escribir y me avergüenzo: ¿y entonces qué deben sentir aquellos escritores buenísimos que jamás han llegado a estar en una lista de best-sellers? ¿Y qué deben sentir los escritores malísimos que tampoco han estado, y que sin duda sufren exactamente igual que si fueran buenos? En nuestros mejores momentos, cuando la inseguridad no nos come demasiado los pies, todos nos creemos maravillosos. Hace muchos años entrevisté a Erich Segal, el autor de Love Story, aquella novelita de amores y lágrimas que fue superventas en todo el mundo. Segal acababa de escribir un nuevo libro, La clase, una novela gordísima y, desde mi punto de vista, también horrorosa, con la que él aspiraba a ganar el reconocimiento de la crítica sesuda (porque, naturalmente, el éxito comercial no le bastaba); y recuerdo que Segal, que me cayó bien y me pareció un buen tipo, empezó a leerme párrafos de su propia novela, emocionado hasta las lágrimas con lo que él mismo decía, aunque los fragmentos eran de una vulgaridad espeluznante. Cielos, pensé, incomodísima: no cabe duda de que este hombre es sincero, no cabe duda de que cree que lo que lee es hermoso, ¿no puede suceder que a mí me pase lo mismo y que en mi delirio crea ser una escritora?".

3/10/07

Auténtica naturaleza geisha


Me contaba Arteya de la playa de los aviones historias del corazón y del alma. Me contaba Estrella Shakti del significado de geisha, que tras los días, las noches, aviones y trenes ha llegado conmigo hasta aquí como "persona dedicada al arte". Me llamaba la atención poderosamente cómo relataba que en sus orígenes eran tanto hombres como mujeres los que dedicaban su vida al arte. Esta y otra curiosa información brotaba de "Geisha. Los secretos del mundo flotante", de Eugenia Vilaró (Fernando Aixa Torres).

Luego recogía su falda de hadas enviada por la hadeadora Sharon. Creo que bailarán juntas en breve, y mis mejores deseos las acompañarán. Otro día le dejaré champis, ¡a falta de calamares!



Beshos a las dos.

Frasecitas

Las personas poseen solamente un número
determinado de dientes, cabellos e ideas y,
llega un momento, en que se quedan fatalmente
sin dientes, sin cabellos y sin ideas

François Voltaire

PD. En el original se leía "Los hombres" donde ahora leemos "Las personas"

2/10/07

Juego de espejos. Precio de la conversación

De "Cuaderno de todo nº1", por Carmen Martín Gaite

Las personas quieren, sobre todo, que les agradezcamos con alguna muestra de afecto o de adhesión su conversación. En esto Valle-Inclán era de un desinterés perfecto. No he visto a nadie más aficionado a la conversación pura. Buscaba simplemente contraste, que le dieran pie. Abominaba de la adhesión, le parecía un estrangulamiento del discurso.
No hay que pretender nada definitivo. Son tramos. Echa tu pan a las aguas que después de mucho tiempo lo hallarás. Generosidad. No hay que tratar de hacer rentable la conversación. Es gratuita, como la buena literatura. Luego, a través de ella, se recibe o no un pago, pero no se debe sustituir por esa pretensión la de buscar bien, la de entregarse al tono adecuado que la narración requiere.

El habla prostituida


De "Cuaderno de todo nº1" por Carmen Martín Gaite


La gente, mediante las palabras, busca - digan ellas lo que quieran, su literalidad y cuidado se desatiende - un medio para acercarse a ese prójimo fugitivo al que no se ve el rostro. Los métodos, como iremos viendo, son de lo más variado (avasallamiento, inercia mutua, falsos entusiasmos y coincidencias motivados por la bebida, convencionalismos, trampas verbales, flatus vocis) y como resultado de estos métodos espúreos el eco que se encuentra es desdibujado y falaz, insatisfactorio.


Un primer error está en la raíz de las narraciones emprendidas. Las buenas narraciones aun cuando motivadas siempre por un sujeto que escucha, deben ir progresivamente desligándose de él para atender al objeto. El sujeto, claro está, opera siempre de fondo pero la atención hacia él debe ser más la de clarificarle lo que se dice y hacérselo accesible que la de acercarse a él en el sentido de cuerpo con cuerpo, carne con carne, "préstame aquiescencia al precio que sea"; más que acercarse el narrador y el oyente uno a otro deben acercarse juntos a colaborar en el entendimiento de aquello que la narración designa, entregarse juntos a ese material de labor que a su consideración se ha ofrecido.