2/7/12

Elegir

El mismo pensamiento de nuevo... varios días de sentimientos encontrados... emociones alteradas y ¡al fin! Cuando se ha convertido en algo obsesivo y me lleva al cansancio... puedo elegir SOLTARLO.

Y entonces descanso... entonces me libero.

Y fue tan simple como una sencilla elección, sólo hubo que esperar al momento. A veces me resulta imposible parar la tormenta interna, pero siempre vienen estos regalos, una y otra vez, momentos donde simplemente no ocurre nada... y entonces puedo elegir de nuevo.

Y elijo SOLTAR.

Y observar el flujo de acontecimientos. Dejo de planear, dejo de querer manejar, dejo de jugar a la política... simplemente vivo lo que me llega.

Lo que tiene que volver vuelve, lo que tiene que partir se va... y sólo es auténtico si has respetado su propia elección.

Y si al fin sueltas... los acontecimientos te sorprenden... aparece algo nuevo, un LO OTRO.
Y este nuevo movimiento no es cansado, no supone esfuerzo, tú observas, actúas, representas tu papel, vives, sientes... y vuelves a soltar.

Y si estás perdiendo tu paz es que te estás implicando. Entonces hay que volver a la respiración.

Buscas ansiosamente eso que ansías tanto, que valoras tanto... pero no va dentro de ese paquete, te rodea todo el tiempo tomando todo tipo de formas.

Y.


2 comentarios:

Marmopi dijo...

Eso es, soltar lo que nos lleva por sitios difíciles a los que cuesta mucho llegar por mucho que los sitios sean apetecibles. Yo a estos líos de sensaciones, de sentimientos, los comparo un poco con los caminos y los atajos: ¿por qué vamos a tirar por lo más complicado habiendo zonas de fácil acceso? ¿Por qué vamos a implicarnos en algo que puede hacernos pupa pudiendo liberarnos del dolor aunque duela mientras lo hacemos? Y así, soltando, poquito a poco, llegamos a lo que queremos, a esa paz que buscamos.
Niña, un te quiero grande, grande!!!

Silvia dijo...

Pues sí, marimarmo de mis amores :)
Y también dejar de tratar de... agarrar... ganar... manipular... para que las personas y las cosas se comporten como nosotros deseamos que lo hagan. Y encima eligiendo desde el ego, que no suele saber lo que más nos conviene ;)
Te quiero, hermosa!! Muakis.,