31/10/10

La incesante creadora... y lo primero... su nombre




Mar Cantón.

Siento haber tardado un poco en ir a tu nueva casita... bueno, me refería al chalet con vistas a tu propio mar desde el acantilado.

Voy a conservar la dirección antigua, ¿eh? Tanto tiempo pasando a por tés de marmarina purpurina y dejando lunares a las peras que ahora no puedo quitarlo sin más ;) Llámame sentimental que ya te llevaré algún rollito de salmón.

Ya estáis tod@s visitando la nueva obra maestra de esta sirena incansable (...Lo primero es mi nombre...), que por más que el mar se le lleve algún castillo, ella vuelve a recoger arena, agua y estrellas de mar, en su justa proporción, y construirnos otros paraísos sensuales, creativos, mágicos y sobre todo, únicos.

Besos, linda

Comer o no comer... Va de puntos suspensivos




Incorporarlos poco a poco, de golpe, riesgos controlados, factor desconocido...?
Zona de confort? Sosa sí... pero sin dolores post-digestivos, salvo los que de todas formas llegarán y es que de la vida un@ no se puede esconder.
...Pasar por la vida de puntillas o sumergirme en las aguas que se abren ante mí dando un gran SÍ a la vida?
Con el recuerdo aún tan reciente de esos dolores... cuesta. Y cuando encuentras aditivos sospechosos de provocar fuertes reacciones... A veces no vienen en la etiqueta, y de repente aparecen sin previo aviso. Notarás su potencial benig/malignidad por el grado de reacción en tu cuerpo.
Un descuido leve hace unas semanas podía implicar 4 ó 5 días fuera de combate... La intensidad de un par de meses, un desastre que puede tardar aún más meses en recomponerse...
Será cierta la iluminación búdica prometida en el ojo del huracán o pasará nuestra vida occidental por sobrevivir a la rueda de nuestros aciertos y desaciertos, pero vivirlos?


Que por qué no abro las interrogaciones? Pues por lo mismo, por lo mismo...
Al menos ya no pongo 4 puntos suspensivos en lugar de los 3 preceptivos ;)

17/10/10

La vida, una actitud




El ser humano siembra un pensamiento
y recoge una acción.

Siembra una acción y recoge un hábito.

Siembra un hábito y recoge un caráctger.

Siembra un carácter y recoge un destino.



Sivananda