9/4/09

Huecco - Se acabaron las lágrimas

5 comentarios:

Ariam Ram dijo...

Mi Silvia, ayyyyyyyy, ay que me has sacado una de las pocas sonrisas del día, para variar (esto y bajar a coger morera con mi sobri ha sido de lo mejor de hoy)... Por qué no lo habré visto antes...

Gracias, gracias, gracias...

(Y verte bailando al lado... No tiene precio).

Un beso, mil besos, un millón de besos...

:)

Silvia dijo...

Pues encantadísima, de nada, de nada, de nada, inspiración de mis inspiraciones.

Esto me ha recordado que he tenido unos días muuu malos, sin energía, saturada... y antesdeanoche me sentía terriblemente sola, y soñé algo muy curioso y bonito, bueno, el final del sueño era que mi abuelo (muerto hace años) me cantaba una canción al estilo Disney (maternal para criaturas desvalidas, tipo "hay un amigo en mí"), en la canción me llamaba Nemo (como el pececillo) y acababa diciéndome que no estaría nunca sola, que él estaba conmigo. La verdad es que ahora me siento mucho más feliz, así que ejem ejem:

"Hay una amiga en mí, pequeña Nema,
hay una amiga en mí
cuando creas que estás sola
yo siempre estaré allí" ;)

Besos.,

nacho dijo...

A veces nos sentimos solos porque no nos damos cuenta de que estamos metidos en los sueños de otros ... para que no estén solos.

Alba dijo...

Esa canción es increible, puede alegrar hasta el peor día. Muy buen blog, me gusta!
Pásate por el mio cuando quieras:
memoriasdeunaespia.blogspot.com

Un saludo!

Silvia dijo...

Muchas gracias y bienvenida Alba. Claro que te hago la visita, ¿una espía? qué intrigante...