28/2/08

Páginas dobladas


Hace mucho tuve un novio al que le caía encima si se le ocurría doblar la página de un libro para marcar por dónde iba leyendo. "¡Los libros no se subrayan, no se doblan, no se manchan, no se...!" (¿mamá?).


Ahora doblo cada página donde leo un párrafo que me interese de todos mis libros. Al final acabarán todos en la biblioteca.


Esta es la última página que doblé:


"Las arquitecturas del deseo", José Antonio Marina, editorial Anagrama, págs. 42 y 43.


"Las pulsiones aumentan de complejidad a lo largo de la escala animal. Nicholas Humphrey, un estudioso del comportamiento de los primates, comentaba con gracia que durante mucho tiempo no comprendió por qué los orangutanes tenían un cerebro tan grande si su vida era tan aburrida. Al final concluyó que lo necesitaban para regular su vida social que siempre plantea relaciones complicadas. Frans de Waal, en su deliciosa obra La política de los chimpancés (Alianza, Madrid, 1993), ha narrado estas tramas argumentales. Los animales superiores son curiosos, y les gusta resolver problemas. El ser humano va más lejos y experimenta la pulsión de buscar explicaciones a lo que sucede. Freud se quedó muy impresionado por el experimento de Bernheim, uno de sus maestros, que dio a una mujer hipnotizada la orden de que una vez despierta fuera a un rincón de la habitación y abriera un paraguas, sin recordar la orden. Así lo hizo y al preguntarle por qué lo hacía respondió sin pensarlo dos veces que para comprobar si el paraguas era suyo. Según Rolls, sentimos la pasión por explicar lingüísticamente (confabulate) lo que ha sucedido en áreas cerebrales fuera de la conciencia. En 1973, L. Salk documentó la preferencia de las madres humanas por llevar a sus bebés apoyados sobre el lado izquierdo. Al preguntar la razón, las madres diestras solían decir que para tener libre la mano derecha; en cambio, las madres zurdas argüían que el niño estaría más seguro si lo sujetaban con la mano más hábil. Eran explicaciones improvisadas para salir del paso. Las mamás chimpancés y las mamás gorilas también acunan a sus crías sobre el lado izquierdo. Lo más probable es que sea una pulsión natural para acercar el bebé al corazón, y que al oír sus latidos, a los que estaba acostumbrado durante la gestación, se tranquilice. Ese gesto de ternura maternal lleva dentro de sí una herencia que no ha pasado sólo de generación en generación, sino de especie en especie."

Todo este rollo para decir que ¡maldita manía humana de encontrar siempre explicaciones a todo! Tonto consuelo de primate evolucionado, dicen.


Ahora ya puedo seguir leyendo, doblando, leyendo, doblando...

24/2/08

Traducción simultánea o los subtítulos del enemigo.

Otro título podría ser: "Cómo convertir una peli de cualquier género en comedia sin remedio".

París, je t'aime es maja y tal, no una gran obra maestra pero muy curiosilla quizá por la variedad. Para mí se transformó en comedia total gracias a un tal morciyo que destroza completamente el filme con sus subtítulos tal y como aquí se muestra (las frases separadas por una línea en blanco pertenecen a fragmentos diferentes de la peli, pero las que figuran una bajo otra forman parte del mismo diálogo, esto sí que es un misterio inefable):

De todas formas, tienes zapatos frescos.

Ningún problema. Exprimiré mi manera a través.

¿Tienes gusto de mi polluelo? ¿Deseas hacerla?

Ella usaba una capa roja del foso, cuál ella prometió lanzar lejos
y de que ella guardó el sacar de su armario, año después del año.
Ella acercó a todos cosas de la misma manera.
Y era ese rasgo eso atraído te, cuando él primero la satisfizo.
Igual arropa gastado repetidamente otra vez.
(...)
Él realizó el el extraño y lógico inappropriateness del lugar.
Nunca pissed él de ese ella pidió cualesquiera entremeses o postre.
Pero ella comió casi siempre su porción entera.
La cosa peor era que él siempre terminado encima de pedir lo que ella amó.
"No soy I seguro realmente como esa torta." él pensó solemnente.
Cuando ella comenzó a gritar como ella nunca había gritado antes,
él pensó que ella te conoce la dejaba para Marie-Christine,

Caí en amor cuando jugaba.
Para el primer y solamente tiempo en mi vida.

¿Qué estás haciendo aquí?
Tranquilidad de la subsistencia.

Mejor unos videos en cualquier idioma...

Aquí el gracioso-raro:



Y aquí el más bonito-tristillo:
http://video.google.es/videoplay?docid=142635381435037672&q=Par%C3%ADs%2C+je+t%27aime&total=520&start=20&num=10&so=0&type=search&plindex=1

22/2/08

La buena leche

Hace mil años iba con mi prima en un autobús por Gran Canaria que paró en la esquina del ambulatorio Sanjurjo. Una persona (no recuerdo si hombre, mujer o qué) se agachó a acariciar muy tiernamente a un chuchillo vagabundo que andaba miedoso y medio perdido. Quedó bautizada como la esquina de la buena leche.

Hace poco estuve unos días en París por primera vez. Aparte de lo grande, evidente, bello e impresionante hay otros detalles menores pero que he querido poner aquí. Por ejemplo este gato:




Vivía en el hotel donde nos quedábamos y solía dormitar en este sofá. Era el rey. También pude ver otras mascotas (perros) en cafeterías cuando desayunaba, etc. Me sorprendió lo bien tratadas que eran, aquí las echaríamos a patadas por motivos de higiene, etc. Me gusta el concepto que tienen por allí de mascota, aquí las tratamos mucho peor.

Los mejores

Sin duda, Gene Kelly y Donald O'Connor bailando y cantando en "Cantando bajo la lluvia". Para muestra véase un botón o tres videos (en realidad dos con Don y uno con Cyd Charisse, la de piernas interminables):






Obstáculos en la meditación budista - Bhante Vimaralamsi


Interesante video de aproximadamente 1 hora donde se explican con sencillez los impedimentos que podemos encontrar practicando meditación o cómo hacer frente a la vida diaria.

19/2/08

Y otra frasecita


"La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradicción, cosas que me son preciosas."


Luis Buñuel

18/2/08

Minifaldas y caracoles


A veces una persona te descubre que algo que detestabas en realidad puede gustarte e incluso hacerte desear repetir, como los caracoles con salsita picante de La papa arrugá. Así que, sin que se pueda generalizar, a veces incluso luchas por mantenerte en una postura - llámese actitud mental - cuando en realidad cediendo no pierdes nada, al contrario, ganas un placer más y la perspectiva para poder ver que se trata simplemente de cambiar un pensamiento.


Eso sí, hay que decir que ese mojo con papas no tiene nada que ver con el que se hace en Canarias, ya que he estado allí toda mi vida. Las papas deben ser muy pequeñas y presentar la piel arrugada y salpicada de sal gorda, aunque en algunos sitios te las ponen grandes a trozos, pero no es la auténtica papa arrugá. En cuanto al mojo es una salsa espesa con consistencia uniforme, en algunos sitios bastante más líquida pero sin trozos por un lado y aceite por otro.


Los trigueros de primera.

17/2/08

Fragmentos de "Sedúcete para seducir. Vivir y educar las emociones"


(Viene de)

El título da espanto, pero bueno. Es de editorial Paidós y los autores Eva Bach y Pere Darder.

"La clave de una vivencia emocional inteligente va más allá del reconocimiento y de la aceptación de lo que sentimos. Implica, en último término, el reconocimiento y la aceptación de lo que somos, y esto, como veremos más adelante, es un poco más complicado.

Supone llegar a ser capaz, en un momento determinado, de admitir el desánimo, la impotencia, la debilidad, la desesperación, el dolor, etc., que todos sentimos con mayor o menor grado, y con más o menos frecuencia. Sólo admitiendo estos estados anímicos que son producto de emociones determinadas y sintiéndolos como propios podremos llegar a superarlos. No los superaremos de verdad obviándolos o pasando de puntillas sobre ellos; los superaremos ahondando y deteniéndonos en ellos el tiempo que haga falta para aprender a vivirlos y a tolerarlos sin ser esclavos de ellos y sin quedarnos atrapados.

No nos quedaremos atrapados si nuestra inteligencia nos permite saltar de nuevo: admitir que cada situación de la vida es fruto de lo que somos en cada momento y, por lo tanto, no podemos culparnos por no haber reaccionado con unos patrones de los que no disponíamos, precisamente porque nos faltaba la experiencia que debía activarlos.

(...)

Proceso de desarrollo emocional (síntesis): vive tus emociones, conoce tus emociones, regúlalas e intégralas, cultiva un estilo afectivo propio, convive en armonía.

Vive tus emociones:

Las emociones derivan de sucesos internos o externos significativos y normalmente comportan algún tipo de alteración en el curso habitual de nuestra vida. Podemos decir que en el punto de origen y de llegada de una emoción hallamos siempre algún tipo de cambio, y esto es potencialmente bueno; y lo es porque si no hay cambio - cambio hacia una mejoría-, no hay madurez o evolución. Pero todo cambio genera perturbaciones y esto provoca que lo sintamos como una amenaza que puede llegar a paralizar nuestro proceso de desarrollo personal y dejarnos aletargados en un determinado estadio evolutivo. (...) Cuando nuestro proceso de crecimiento retrocede o se para, a menudo sucede que el miedo está ejerciendo sus poderes.

(...)

Las piedras forman parte del camino y algunas parecen puestas adrede para que tropecemos. Pero no todos tropezamos con las mismas. Cada uno tiene sus piedras de toque, aquellas con las que habitualmente tropieza y con las que quizá debe tropezar para aprender a sortearlas. Pero por el camino también hay piedras preciosas, y para encontrarlas es necesario a veces pasar por la piedra. Pasar por la piedra no significa buscar el sufrimiento. Significa aceptarlo como inherente a la vida y al ser humano, y afrontarlo con una actitud lo más constructiva posible.

(...)

Conviene puntualizar, no obstante, que, a pesar de esta función equilibradora y gratificante que puede llegar a cumplir el desequilibrio, no nos podemos aficionar a él. Si nunca dispusiésemos de la respuesta apropiada y siemrpe tuviésemos que estar creando respuestas nuevas, no tendríamos sosiego. Viviríamos en un estado de perturbación continua que no sería bueno.

(...)

Uno de los pilares en los que debe sustentarse la educación de las emociones: la creencia en que la educación, en general, y el desarrollo afectivo y emocional, en particular, son procesos permanentes, procesos que nunca se acaban y que necesitan desequilibrios más o menos periódicos y temporales para favorecer equilibrios sucesivamente más sólidos y consistentes.

(...)

Conoce tus emociones:

La existencia de personas que, a pesar de no presentar deficiencias cerebrales estructurales, tienen una vida personal y social desastrosa puede llevarnos a pensar que es el desconocimiento de las emociones y los malos hábitos emocionales que se han derivado de ello una de las causas principales de los problemas vitales / psicológicos que sufren algunas personas. La repercusión que esto conlleva para la educación es capital, y el compromiso que representa y nos exige debemos aceptarlo sin vacilaciones. Educar las emociones, conocer qué son y qué función cumplen en nuestra vida es imprescindible para incrementar la integración y la satisfacción vital de cada individuo, así como el bienestar, la cohesión y la evolución del colectivo social en general.

(...)

Las emociones son nuestra respuesta personal y singular a los sucesos significativos de nuestra vida. Esta respuesta es fruto de la combinación de un ocnjunto de factores internos y externos, innatos y aprendidos, que no pueden ser considerados aislados. Las emociones de las personas las general, de un modo casi automático, lo que Greenberg y otros denominan esquemas emocionales. (...) Los esquemas emocionales son una síntesis interna organizada y compleja de nuestra experiencia emocional. Esta síntesis contiene tanto el repertorio de respuestas innatas o la dotación biológica propia de la especie humana en general y de cada individuo en particular, como el de respuestas adquiridas a partir de las experiencias vividas en el pasado y los conocimientos aprendidos. (...)

Por un lado, tenemos que llegar a descubrir quiénes somos internamente para poder relacionarnos con los demás desde la más profunda honestidad, pero por el otro, no hay integridad ni integración posibles sin interacción social humana.


(...)

Regula tus emociones:

Uno de los objetivos de la regulación emocional es aprender a introducir una pausa para pensar la respuesta oportuna y evitar las reacciones impulsivas que pueden resultar dañinas para nosotros mismos o para los demás. Pero esto no es necesario hacerlo siempre.

La expresión de las emociones, sobre todo de las de tipo primario, es una fase ineludible del proceso emocional. Una emoción contenida o inhibida es un elemento potencialmente perturbador. Reconocerla y expresarla es necesario para restablecer el equilibrio que la emoción altera. Pero esta expresión no se puede efectuar de cualquier manera.

Regular no significa reprimir, ni pensar la emoción en lugar de sentirla.

Para mi bienestar emocional lo más saludable es que me adviertan que en determinadas ocasiones el estímulo que reciba superará mi capacidad de respuesta, que la vida en un momento u otro me planteará retos para los cuales no habré desarrollado todavía las habilidades de enfrentamiento pertinentes, pero que muy probablemente podré desarrollar a partir de entonces. Muchas veces valoramos nuestras capacidades en términos de "las tengo" o "no las tengo", y pasamos por alto las oportunidades que determinados retos nos ofrecen para movilizar y adquirir las que no tenemos.

(...)

Podemos concretar nuestra posición respecto a la relación entre las emociones y la salud en las siguientes afirmaciones:

1. Todas las emociones se sienten en el cuerpo.
2. Hay significados emocionales profundos que se convierten en síntomas.
3. Emociones y síntomas son fuentes de información sobre uno mismo. Cumplen una función reguladora y adaptativa si se atienden de forma integrada.
4. La enfermedad es producto de un conjunto de factores - físicos, mentales, emocionales, ambientales, biológicos, espirituales, etc.-. Ninguno de estos puede ignorarse ni considerarse de forma aislada. Ni todas sus causas son endógenas ni todas son exógenas. Las emociones pueden considerarse factores de riesgo o factores con un determinado poder terapéutico, pero no causas.
5. No debemos culparnos de nuestras emociones y enfermedades.
6. Las emociones se somatizan. Pero tan disfuncional puede ser su expresión descontrolada como su inhibición sistemática.
7. La postura saludable está relacionada con el enfrentamiento y la autorregulación.

(...)

Cultiva un estilo afectivo propio:

Se trata de articular de forma adecuada pensamiento y emoción para potenciar la sensibilidad y la creatividad personales.

(...)

Educar emocionalmente es la mejor manera de prevenir que la agresividad natural que hay en todo ser humano degenere en violencia. Si nos planteamos como objetivo primordial dar a cada individuo el reconocimiento y el afecto que necesita para crecer y madurar, la educación emocional puede favorecer la vivencia de emociones que hagan de la vida una aventura apasionante.

La regulación de la agresividad exige la adquisición de habilidades socio-emocionales. Estas habilidades son una serie de conductas verbales y no verbales que requieren de un entrenamiento formal y se encaminan hacia el desarrollo de la competencia social o capacidad de relacionarnos adecuadamente.

En la práctica es lo mismo que asertividad (capacidad de expresar lo que uno piensa, siente, necesita, deseo o cree sin dejar de respetar aquello que piensan, sienten, necesitan, desean o creen los demás).


(...)

Convive en armonía:

Vivir en armonía con uno mismo y con el entorno no significa ausencia de conflictos. (...)

Ni dependientes ni independientes: interdependientes. El desarrollo emocional es un proceso que tiene su sentido último en el acto de compartir. El encuentro entre un tú y un yo íntegros que parten de unos principios (que deberían ser previamente pactados o consensuados) deciden interactuar en busca de un nosotros cada vez más fecundo y gratificante, y que persisten en esta búsqueda a pesar de las dificultades con las que inevitablemente toparán, es el punto de partida y de llegada de la educación de las emociones. Sin la llave que representa el otro sería imposible construir nuestra identidad.

(...)

La educación debería favorecer y potenciar este momento, que se corresponde con el que Covey denomina paradigma del yo. Es el paradigma de la independencia, cuando se rompe con la moral heterónoma y se empieza a construir la moral autónoma. Cada uno se hace su propia moral y a veces es fácil caer en el otro extremo, en la subjetividad pura o el egocentrismo.

Para que el individuo no se quede estancado en este estadio, la clave está en las emociones. Debemos dejar que dirija la mirada hacia su interior y se ponga en contacto con su sentir porque así descubrirá la necesidad que tiene de comunicar y compartir sus sentimientos con el otro. Sólo de esta manera podrá descubrirse después a sí mismo en el otro y conectar con él. Por lo tanto, es un momento no sólo para la reflexión personal, sino sobre todo para la vivencia y experimentación emocional de estos valores o principios. Para adoptar desde la razón el principio de honestidad, conviene sentir la necesidad de ser honestos o de ser íntegros; para adoptar el principio de solidaridad o de responsabilidad, debemos sentir la necesidad de ser solidarios o de ser responsables... El estilo ético que adoptamos es un estilo centrífugo: lo que aprendemos va de dentro hacia afuera, si bien es precisa la vivencia externa que prepara para la interdependencia.

(...)

La realidad es muy compleja y los tropiezos son múltiples. Empezando por mi singularidad y la del otro, por las diferentes expectativas y aspiraciones, y pasando por la dificultad de la comprensión mutua y del reconocimiento de la persona del otro como legítimo interlocutor..., la lista es interminable. MI actitud ante la relación, no obstante, es un elemento determinante para avanzar y superar todas las dificultades.

La idea de que es mejor conocer al otro y otorgarle confianza sustituyendo la actitud defensiva por una actitud abierta y expectante, así como esforzarme por establecer con él vínculos de colaboración y afecto, es individualmente gratificante y aporta las bases para una vida social constructiva.

(...)

El proyecto compartido:

Si la convivencia establecida no conduce a mejorarnos o a actuar, a construir algo con el otro, quizás es que no existe convivencia. Estamos entre los demás, a veces sin agredirnos demasiado, pero también sin enriquecernos mutuamente ni compartir vivencias estimulantes. Y como las necesitamos pero no las tenemos, las buscamos en otras cosas que nos ofrece la sociedad a modo de sucedáneos perfectos. (...)


La vida es movimiento, es cambio y es, en cualquier caso, la contemplación de lo que emocionalmente nos despierta o de lo que estamos construyendo con los demás. La ilusión de encontrarse a gusto con lo que se hace, de encarrilar los tropiezos, de vivir en un clima de respeto por la propia singularidad y la del otro y de mantener un intercambio positivo con los que nos rodean dispara la necesidad de encontrar nuevos caminos, de dar el primer paso con el que hemos de empezar todos los proyectos.

(...)

Nos vemos inmersos en la vida con los demás. Se dice que el ser humano es eminentemente social. Aparte de las grandes afirmaciones, está la vivencia de encontrarnos siempre entre otras personas, de necesitarnos unos a otros para poder resolver los asuntos que nos interesan. Todo esto nos ha llevado a hablar de la convivencia en unos términos que superan las formas externas de educación - ¡o que las llenan de sentido y las amplían!-, y nos conduce a hablar de la necesidad de sintonizar con los demás, de establecer vinculaciones afectivas con ellos.

El establecimiento de vínculos y la continuidad de los ya establecidos es lo que nos debe permitir construir y realizar un proyecto común. Pero establecer vínculos, y sobre todo mantenerlos, no siempre - en realidad pocas veces - es cómodo. Nos exige una firme voluntad de acercamiento y de atención al otro a la vez que de revisión y de mejoría personal. Pero a pesar de las dificultades, mantener una continuidad es gratificante y necesario.

(...)

Los cuatro pilares de la educación: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser, aprender a convivir.

(...)

Conviene que aprendamos a conjugar la independencia con la responsabilidad, y esto - sobre todo dentro del contexto de las relaciones afectivas o cercanas - no se hace con actitudes del estilo 'es mi decisión y tú debes respetarla', que desafortunadamente acostumbran a ser bastante comunes. Frases y actitudes como ésta significan que el otro nos importa muy poco y que, por lo tanto, nos falta sensibilidad emocional y compromiso ético.

Conviene matizar, sin embargo, que, cuando ponemos esta frase como ejemplo de una forma de relación que conviene superar, no pretendemos decir que no tengamos derecho a tomar decisiones personales de manera independiente ni a escoger a las personas que deseamos que formen parte de nuestro círculo íntimo.

(...)

Sedúcete para seducir:

A quien debemos gustar ante todo es a nosotros mismos. Y nos debemos gustar para sentirnos con fuerzas para emprender iniciativas comunes de transformación social con las personas que nos rodean. Todos tenemos algo interesante que aportar, pero para saber qué podemos aportar primero tenemos que descubrirlo y valorarlo.

Seducirse uno mismo es gustarse a pesar de las equivocaciones, las carencias y limitaciones que se puedan tener. Es darnos cuenta del poder que tenemos para dirigir nuestras vidas hacia cotas vada vez más altas de bienestar y ejercitar el potencial creativo que hay en nosotros para conseguirlo.

Seducirse también es desarrollar la capacidad de disfrutar del camino."

(...)

(Continuará)

Fragmentos de "Vida, amor y risa", de Osho


Concretamente la contraportada de un ejemplar de Editorial Gulaab:


De ti depende donde quieras vivir,

si en el cielo o en el infierno,

ya que donde sea que quieras vivir

tendrás que crearlo.

No es algo que esté prefrabricado,

como si compraras un billete y tomaras el tren;

es algo que tiene que ser creado.


El amor puede crear un paraíso aquí y ahora.


Toda mi enseñanza es:

ama más,

hasta que te conviertas tú mismo en una fuente de amor,

y nada más...

Sé responsable del cielo o del infierno

en que vives.

Y una vez que se comprenda esta responsabilidad,

no creo que nadie viva en el infierno.

15/2/08

Manifestacion estatal contra la OTAN en Zaragoza el 17 de febrero de 2008


Fuente: Caetera. Info completa aquí. Gracias Tausiet.
Desde la Plataforma Anti OTAN de Zaragoza y como consecuencia del anuncio de la fecha en la que será elegida la sede de la Base, se ha convocado el próximo domingo 17 de febrero a las 12 h. una manifestación estatal contra la OTAN en Zaragoza. La manifestación partirá de la Glorieta Sasera y finalizará en la Plaza del Pilar.

14/2/08

Hoy


homenajeo a mi medio ternasco con esta foto conmemorativa de nuestra llegada a tan bella ciudad, y así le agradezco el regalo magorreal. Nosotros nos adelantamos 15 días, jejeje. No nos va eso de las fechas señaladas, aunque menda acabe cayemendo.

12/2/08

Danny Kaye

En mi baúl de los recuerdos hay un larguirucho pelirrojo y de nariz afilada que brinca, tartamudea y hace extraños gestos. Le encantan las muecas y, junto con mi familia, solía reírme de sus tontadas.




En "El bufón de la corte" se ve envuelto en un sinfín de líos y maquinaciones para destronar al Rey. La parte que más gracia me hacía es aquella en que tiene que pasar unas pruebas (ver video) para ser armado caballero. Los intrigantes antimonarca lo necesitan como peón en ese puesto y se encargarán de que el patoso Kaye las pase sobradamente.

Otra de sus mejores pelis es "La vida secreta de Walter Mitty" (ver video), donde encarna a un soñador crónico cuyas historias siempre de aventuras, héroe (él) y damisela le sacan totalmente de su realidad al ritmo de su cantinela "paquete, paqueta, paquete, paqueta..."

Humorista, cantante y amante de los niños. Recuerdo una aparición de un Danny Kaye ya canoso en el Show de Bill Cosby como dentista que tenía que atender a Peter, amigo de Rudy, hija menor de Cliff Huxtable (Bill Cosby).

Y aquí podemos verlo bebiendo y cantando, a la par que gesticulando y bailando al más puro estilo "Siete novias para siete hermanos", también con muchachos de camisas de colores.


8/2/08

Capítulo Tal



ADIOS CRISTI

- Cristi, ¿qué haces aquí? La reunión fue…
- Lo sé – se hizo el silencio unos segundos - ¿Me vas a dejar en la puerta? – sonrió maliciosamente.
- No, claro. Pasa, pasa – Jeremías le abrió la puerta, sorprendido aún. – Estaba escribiendo y ando un poco absorto en mis cosas, no me hagas mucho caso. ¿Tomas algo?
- Frío y ácido – contestó ella.

Mientras él le ponía una bebida de limón, ella se paseaba por la sala, curioseando todas sus cosas, como queriendo hacerse una idea de él a través de ellas. Hojeó descaradamente lo que escribía. Un vaso tintineante apareció bajo sus ojos.

- Eso es privado, señorita.
- “Sentada en aquel banco de jardín, mirando la huerta de las Carmelitas, con la humedad verde penetrándome los huesos, me llegó la fuerte sensación de estar con él, de su presencia… en ese momento supe que no todo había terminado” – recitó ella con su característica indolencia juvenil.- ¿De qué va esta historia?
- Esta mujer tiene una especie de “affaire virtual” con un conocido representante del clero. Cada uno tiene su vida, completa por sí misma, pero tienen algunos encuentros y, espero, una intensa historia.
- ¿Esperas? ¿Es que ni tú mismo sabes lo que vas a escribir? – tomó un sorbo de la limonada helada, contrayendo un poco el gesto.
- Dijiste ácido.
- Lo sé, lo sé – dijo recomponiéndose con orgullo.
- Bien, una cosa que he aprendido tras darme cabezazos contra estas paredes en estos meses es que la historia se escribe por sí sola. Soy como un mero instrumento. Es increíble la sensación, ¿sabes? Antes escribía historias que ya tenía planificadas, cuyo desarrollo y desenlace conocía, las hacía mecánicamente. No conseguía que tuvieran vida. Creía que no era bueno, que ya desarrollaría técnicas. ¡Hombre! Sigo pensando que hay mucho que aprender, y que la práctica es esencial, pero otros artistas de disciplinas diferentes también me han comentado experiencias similares, algunos próximos al éxtasis.
- ¿Tú has sentido eso? – preguntó Cristi obviamente interesada.
- No… no tanto, la verdad. Pero sí que empiezo las historias y luego es como si ya estuvieran ahí, vivas, desarrollándose en un plano paralelo que no veo normalmente, pero con el que conecto cuando escribo, estando receptivo a la historia. Entonces es como copiar algo que está sucediendo en ese momento, no como si yo lo creara. Los personajes existen, la trama existe.
- ¿Crees que alguien estará escribiendo nuestra escena ahora mismo?
- ¿Qué crees tú? – respondió él, asombrado una vez más por la genuina espontaneidad de ella.

Ella comenzó de nuevo a pasear por la habitación con el escrito de él todavía en la mano.

- ¿Por qué escribes en primera persona si el personaje es femenino?

El pareció algo incómodo. Tras unos momentos, contestó:

- Verás, más de una mujer piensa que soy algo así como un hombre de Neanderthal. Trato de conocer mejor la psicología femenina. Pensé que esto era un experimento interesante.

Cristi calló el tiempo suficiente como para que él pudiera empezar a recoger todas sus ideas sobre papel, esparcidas aquí y allá.

- Yo sí lo he experimentado – dijo ella de pronto.
- ¿Qué? – se volvió él.
- El éxtasis, yo sí sé lo que es – contestó ella con la mirada perdida a través de la ventana. – Me voy – de pronto soltó los papeles del relato de Jeremías y comenzó a andar hacia la puerta. El comenzó a seguirla, acostumbrado a sus desconcertantes cambios de opinión. De repente ella se giró quedando frente a él. Se miraron. Ella se lanzó a besarlo. El, sorprendido primero, apasionado después, dejó que ocurriera.


Cuando Jeremías salió de la ducha Cristi había desaparecido. La buscó por la casa para encontrarse, casi con alivio, con el silencio como única respuesta a su llamada. Sin embargo, unas cuartillas dobladas en su mesita sagrada llamaron su atención.

7/2/08

TRISTEZA


Soy la tristeza. Vivo en todas partes y cambio de intensidad. No existo sin la alegría, pero tampoco existe ella sin mí. Todos la buscan a ella, porque es explosiva, risueña y goza del favor popular, pero no tiene mi profundidad. Yo alcanzo más notas de cualquier música, hago vibrar los corazones. Ella no. Cuando las personas ríen y ríen de alegría, acaban llorando y yo aparezco. Pero cuando me sienten con mucha intensidad, también aparece la alegría de nuevo.

Todos los artistas me conocen. No existirían sin mí. De mí se nutren y gracias a mí crean. Pero hay que dosificarme con sabiduría, o toda vida perderá su sentido, enfermará y desaparecerá.

Me instalo en los vacíos de las células, encajo en ciertos huecos que existen en ellas. Pero si el hueco es muy grande yo me instalo, crezco y rompo el frágil equilibrio entre todas las emociones hermanas que habitamos en ella.

Estoy en el otoño y en el fondo de los ojos de los adultos. Viajo con el viento, la música y, ocasionalmente, me aprovecho de los aromas que evocan cosas que han sucedido.

Le doy contraste a tu vida, para que puedas apreciar la alegría. Te hago pensar en cosas que nunca te pararías a mirar si yo no apareciera. Con mis amigos, la insatisfacción y el inconformismo, di a luz filósofos, pensadores, movimientos de reforma...

A veces me confunden con la compasión, vamos de la mano. Pero ella tiene otras cosas que enseñarte. Yo te llevo a lugares que nunca visitarías sin mí, esas fibras dentro tuya que acaso cuando te enamoraste tocaste.

Deja de intentar que desaparezca. Soy uno de tus mayores tesoros.

4/2/08

Seguimos con las frasecitas


"Es peligroso que nazca este niño" - aconsejó el médico - "porque la madre es tuberculosa, el padre es alcohólico y viven en la miseria."

Por suerte no le escucharon, de lo contrario hubieran matado a Beethoven.

Cita de por ahí que no he verificado (fuente tipo revistilla) puesta totalmente al azar. Yo estoy a favor del aborto.

3/2/08

Frasecitas



“Soy de una generación perdida y sólo me reconozco si presencio acompañado la soledad de mis semejantes”

El Péndulo de Foucault

Umberto Eco