20/7/08

¡Ah! También estoy harta...

... de que me pongan publicidad automática de todo lo que se relaciona con el nombre de Silvia estos de la publicidad automática del google.

4 comentarios:

Ariam Ram dijo...

Jamía... Bendita tú (y perdón por los compañeros que lo hacen con todo su derecho)que no haces que se abran mil ventanas de publicidad para poder leerte...

(Francamente me enerva... Pero "Nunca digas (Mar, o sea: yo) de este agua no beberé)... Y es que si de algo gozamos es de la libertad de regalar por el gusto de hacerlo... Y de gozar conque otras personas nos dediquen su precioso tiempo en leernos sin tener que abrir o cerrar ventanas que venden no sé qué cosas...).

Un abrazo!

Mar.

P.D.: Y por cierto... ¿Qué te hacen los de San Google?

Silvia dijo...

Jajaja, "talmente" de acuerdo.

Son malos, ñif, ñif, me piden contraseñas en mi propio blog (bueno los de blogger) y me aparece publicidad de todo lo relacionado con Silvia, que a saber (bueno, es automático), así que en realidad... NADA.

Viva San Google, jajaja.

Mil besos, guapa.

Ariam Ram dijo...

Ay, ay, ay... Y yo que me pierdo... Ni idea de lo que me cuentas pero suena a plomazo (por no decir coñazo)... No te voy a recomendar que te cambies el nombre... ¡Que se lo cambien ellos!!!!

Lo que te dejé:

"Gracias SILVIA... Una de las cosas que más me gustan es verte bailar por esta mi/tu casa... Siempre me recuerdas que hay que sonreir".

Un besazo!

Mar.

Silvia dijo...

Ja, ja, ja... Me alegro mucho de que estés en ese estado (¡¿enamorada?! ¡enhorabuena!) que no te permite entender quejas irracionales de las que nos encontramos en otro punto que no conviene airear por estos medios, con lo cual nos dedicamos a hablar de las formas geométricas obsesivas imaginarias que dibujamos en las paredes y de la curiosidad fastidiosa de ver publicidad en tu blog que te prohíben pinchar a ti mismo y no llegas a saber si anuncias a una animadora de cumpleaños infantiles o a una profesional de los contactos porno (¡¡¡lo cual me daría doble coraje!!!)

Por otro lado estoy feliz de que alguien tan especial como tú me visite y me comente, y me recuerdo y te comento que suelo sentirme feliz sin motivo aparente (o sea, con el único MOTIVO único, original y universal) al caminar por un parque aun en mitad de algún terrible berenjenal inventado por los humanos.

Gracias por existir...
...¡coño! Si resulta que soy feliz

;D