29/3/08

El estado natural


Para alcanzar la vacuidad de todas las cosas debes comenzar purificando tu propia mente. Sólo cuando tu mente se torne limpia y transparente se disipará la confusión.


Entonces descubrirás la esencia y la función naturales de la mente. La "esencia" de la mente es el origen claro, puro y limpio de tu propia mente. Su "función" es la extraordinaria capacidad de cambio y adaptación que le permite adentrarse en la pureza y en la corrupción sin sentirse afectada ni identificada con la pureza ni con la corrupción.


"La esencia del zen", editorial Kairós.