13/1/08

Eva Bach y Pere Darder


"Sedúcete para seducir. Vivir y educar las emociones.", Paidós Contextos


Un título poco apropiado creo yo, pero el contenido va estando muy bien. Aquí un fragmento:


"La clave de una vivencia emocional inteligente va más allá del reconocimiento y de la aceptación de lo que sentimos. Implica, en último término, el reconocimiento y la aceptación de lo que somos, y esto es un poco más complicado.


Supone llegar a ser capaz, en un momento determinado, de admitir el desánimo, la impotencia, la debilidad, la desesperación, el dolor, etc., que todos sentimos con mayor o menor grado, y con más o menos frecuencia. Sólo admitiendo estos estados anímicos que son producto de emociones determinadas y sintiéndolos como propios podremos llegar a superarlos. No los superaremos de verdad obviándolos o pasando de puntillas sobre ellos; los superaremos ahondando y deteniéndonos en ellos el tiempo que haga falta para aprender a vivirlos y a tolerarlos sin ser esclavos de ellos y sin quedarnos atrapados.


No nos quedaremos atrapados si nuestra inteligencia nos permite saltar de nuevo: admitir que cada situación de la vida es fruto de lo que somos en cada momento y, por lo tanto, no podemos culparnos por no haber reaccionado con unos patrones de los que no disponíamos, precisamente porque nos faltaba la experiencia que debía activarlos.


La simple voluntad de mirar hacia delante con la intención de integrar en la medida de lo posible el bagaje emocional acumulado, independientemente de los aciertos o desaciertos que se hayan derivado de ello, ya es por sí misma una actitud emocionalmente inteligente.


Conocer las propias emociones es necesario, en último término, para aceptarse a uno mismo."

No hay comentarios: