4/11/07

Doris Lessing, ¡menuda viejecita!


Una merienda en el campo (fragmento)


" ¿Cómo podemos saber si vieron lo que nosotros vemos? Quizá cuando miraron las colinas, valles, árboles, se hicieron con lo que vieron en una forma que nosotros no comprendemos, como los aborígenes en Australia pueden ser parte de un paisaje a través del canto. Quizá, avizorando, de espaldas a las pinturas que habían ejecutado, ellos eran el paisaje, eran lo que veían. En ocasiones la gente de hoy tiene destellos o momentos, que son como si formaran "parte de todo", emergen en "todo"; ondean en árboles, plantas, suelo, rocas y pasan a ser uno con ellos. ¿Cómo sabemos que esta condición, que se consigue sólo temporal y ocasionalmente, y por rara gente, no fue su estado permanente? "


Escritora británica de origen iraní que a sus 87 años recibe el, supuestamente, mayor galardón de su carrera mientras regaña a los periodistas por preguntarle si va a brindar con champán y no haberlo traído con ellos. Ella ya había recibido "noticias" del premio: que no se lo darían porque no les gustaba. "Yo creo que me lo han dado porque ya estoy muy mayor" ha dicho a sus visitantes de la prensa, por quienes se enteró de ser la elegida.


Icono feminista, sin pelos en la lengua, ha abordado gran variedad de asuntos, desde la cuestión de la identidad en culturas ajenas o la definición de salud mental y locura.


Información completa en el artículo de origen, así como en:






Otros la tratan sin contemplaciones, afirmando a la vez lo genial y antipáticamente sincera que puede llegar a ser:



Entre sus obras más relevantes tenemos la pentalogía titulada Hijos de la violencia (1952-1969), un relato, en gran medida autobiográfico, articulado en torno al personaje de Martha Quest, y El cuaderno dorado (1962), su novela más famosa. Esta última se ha convertido en un clásico de la literatura feminista por su estilo experimental y su análisis de la personalidad, la creatividad y la identidad femenina. Su primera novela, Canta la hierba (1950), está ambientada en África, al igual que la extensa antología de relatos publicada bajo el título de Cuentos africanos (1951). Otras novelas dignas de mención son Instrucciones para un descenso al infierno (1971), El verano antes de la noche (1973), Los matrimonios entre las zonas tres, cuatro y cinco (1980), El experimento sirio (1981), La buena terrorista (1985) y El quinto hijo (1988). En busca de un inglés (1960) es un volumen de recuerdos personales.

2 comentarios:

Anacleto dijo...

¡Es la Abuelita Paz!

Silvia dijo...

¡Hola, Anacleto! Pues sí, aunque últimamente anda de abuela de la sirenita ficcionando sobre orígenes humanos y mujeres semipeces, ya ves tú...