12/9/07

Te espero

para agradecerte que los plátanos se conviertan en profiteroles con chocolate, que los camellos que comen palomitas de maíz se hayan ido de vacaciones, que colorees mis elefantes, y que tus brazos den dos vueltas alrededor de mi cuerpo.

Todos mis besos.

1 comentario:

Silvio Lín dijo...

Ya llegué, lalalá, soy el mago que transforma los brazos en plátanos y los árboles en zapatos, los elefantes dan vueltas y vueltas pero no consigo saber sus nombres de pila. Besos recargables.